CaminoalSur


Vamos viajando por la culebra de cola larga, un territorio que se niega a ser reducido por las nociones de un país. Un país recién nacido, que se desvive por el desarrollo y vende el alma, a una economía insaciable, sin preguntarle, ni a los ríos ni a las plantas, ni a las piedras ni montañas, ni a las gentes más antiguas.


Escindirse del territorio en que se habita es ir cavando la propia tumba, o quizás, ya estar muerto en vida. Hectáreas de monocultivo de maíz transgénico, cerros cortados en dos, plantaciones de pino, pino, pino, pino, pino, pino, son vestigios de una relación que no empezó ahora, y de la cual no hemos conversado con la profundidad que merece.


“Voy a tratar de explicar por qué creo que el hombre occidental no vive. Si bien dice que entiende que es parte integrante de la naturaleza, no lo vive, pues lo que hace es tratar de dominarla. Hay una confrontación entre hombre y naturaleza. Tiene otra conciencia, que es sacar lo máximo de ella; no sólo lo que necesita. Hasta el punto de convertirse en su enemigo”

[Leonel Lienlaf]


#ecopsicología #surdechile #piedradelsur


Lorenzo Hughes F.



31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo