Trance y Música: apuntes preliminares*

Actualizado: 22 de ago de 2019

Lorenzo Hughes



“La característica de la mente moderna es el destierro del misterio, de la creencia ingenua, de la esperanza simple. Ponemos el acento sobre lo visible, lo claro, la relación causa-efecto, lo lógico, siempre lo lógico. Conocemos la diferencia entre los sueños y la realidad, entre los hechos y la ficción, entre los símbolos y los cuerpos. Pero, enseguida, podemos ver que estas características de la mente humana son, exactamente, aquellas de la neurosis. Lo que tipifica al neurótico es que “sabe” de su situación frente a la realidad. No tiene dudas; no hay nada que se le pueda decir que lo convenza, que le dé esperanza y confianza”

(Becker, 1973, en Safran, 2003)






Primero; hacia una definición del “estado habitual de consciencia”:

  • Aquel en que el procesamiento de la información mental está dominado por el análisis del lenguaje, o sea, por un procesamiento lógico (Fericgla, 1990, en Magdaleno, 1998)

  • El “estado ordinario de la mente” es fragmentario y divisorio, no capta la realidad en su totalidad. Los pensamientos suelen estar casi siempre presentes y parecen ser incontrolables, se divaga en el pasado o en el futuro, y se mantienen en el terreno de lo conocido, de la memoria (Mañas, 2006).

  • Hay un fuerte componente de control y rechazo a lo que se presenta en el momento presente (con juicios o intentando cambiarlo), funcionando como una especie de niebla que limita nuestra capacidad de contacto con lo que sentimos y en relación a los demás (Celis, 2012)

  • “El ego encapsulado en la piel” (Ver Alan Watts).

Segundo; una aproximación hacia el concepto de trance como estado ampliado/no ordinario de consciencia:


  • Desde lo psicológico: se puede describir como una “salida del ego fuera de sus límites ordinarios”, lo que implica un vuelco desde el “estado habitual de consciencia” hacia un estado de “consciencia despierta”, determinado por el sentimiento y caracterizado por el arrobamiento interior. Además, se caracteriza por una rotura parcial o total con el mundo exógeno (“afuera”), cambio de la percepción espacio-temporal y por un enfoque de la atención hacia las dimensiones subjetivas del mundo mental. Además, ha sido y es vivida por el ser humano como máxima manifestación de la unión con la su divinidad o con el mundo animista culturalmente definido.

  • Modificación temporal/espacial (Ver Grof)

  • Desde lo fisiológico: aparente disminución de la percepción y sensibilidad al mundo exógeno (“afuera”), y merma de la movilidad corporal.

  • Desde lo antropológico: el trance se mueve dentro de un orden sistémico de relaciones socioculturales que dan sentido, contenido y eficacia a los valores que ellos usan para ordenar la realidad natural y sobrenatural. (Fericgla, 1998)

Tercero; hacia una relación entre la música y el trance:


  • La música tiene la capacidad esencial de codificación y modificación temporal; durante la experiencia de modificación del estado de consciencia cotidiano que se busca por medio del trance, hay un cambio profundo en la vivencia del tiempo.

  • El principal elemento cultural relacionado con la música es la religión, y dentro de ella, la búsqueda de estados extáticos y de arrebatos emocionales (estados ampliados/no ordinarios de consciencia).

Cuarto; sobre la investigación propuesta (“trance, música y bienestar ecológico”):


  • Inicialmente, el trabajo buscaría promover estados de trance (estados ampliados/no ordinarios de consciencia) para contribuir al bienestar ecológico, a través de la música y del cultivo de una actitud fenomenológica por parte de los participantes (receptividad, apertura a la experiencia, curiosidad, concentrada introspección sostenida).

  • Podría concebirse como una de las prácticas que tienen en común la finalidad de serenar el funcionamiento dualista de la mente moderna y aquietar el diálogo interno, lo cual se consigue ascendiendo a un nivel de consciencia que es jerárquicamente superior al dualismo. Entre estas encontramos la meditación, el yoga, diversas formas de oración, las modernas técnicas antiestrés, ciertos consumos de psicótropos y algunos procesos chamánicos de curación (Fericgla, 2006)

  • El acceso a estados ampliados de consciencia es algo universal y presente en todas las culturas y sociedades a lo largo del tiempo, siendo un fenómeno que está relacionado con la constante búsqueda humana en pos de una realidad con mayor sentido y trascendencia (“salud mental óptima”, “búsqueda de sentido”).

  • El trance es una capacidad biológicamente dada, no existe una sociedad bajo cualquier contexto cultural que no conozca tale estados y no disponga de algún tipo de aprendizaje regulado como camino para cultivar esta capacidad innata (Fericgla, 1998).

  • Puede ser considerada dentro de las prácticas que han existido en todas las culturas para acceder y comprender la estructura profunda de nuestra relación individual con el mundo, abriendo la puerta a experiencias que están fuera de nuestro marco de referencia cultural diario (Plotkin, 2013)

*El equipo del Centro de Ecopsicología Piedra del Sur, desarrolla desde Enero del 2019 la investigación "Trance, Música y Bienestar Ecológico".


#ecopsicologia #psicologiaynaturaleza #ecologia #bienestarecologico #musicaytrance

35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo